Safari Club Internacional Capítulo Monterrey A.C.
SCI Monterrey Chapter Certificated
 
 
Te invitamos a renovar tu membresía , llamar al 8000-8048
 
  Contribuye a nuestras causas y apoya activamente anunciándote en estos espacios. Mayores informes contacto@sci-mty.com  
     
 
Reporte de Actividades 2013 -2014
Reporte de actividades 2014 - 2015
Premio Hubert Thummler a los Venados de México SCI
Convencion 2016
 
     
 
 
 
 

 
 

A LAS AUTORIDADES DE FLORA Y FAUNA

Por: Patricio Castañeda

 
     
 

Lunes 10 de agosto de 2015

A LA OPINIÓN PÚBLICA,
A LAS AUTORIDADES DE FLORA Y FAUNA:

Condenamos de la manera más enérgica la reciente muerte del león Cecil, en las estribaciones del parque Hwange, en Zimbabue. Cecil era una bestia conocida y portaba un collar de telemetría alrededor del cuello para realizar estudios tendientes a ayudar a la población general de leones.
Estamos profundamente disgustados de que la persona que descuidada y alevosamente echó a perder el estudio se llame a sí mismo ‘cazador’ cuando es tan sólo un gamberro sin ética ni preocupación por la conservación, características de un cazador real.
No podemos dar una opinión sobre las leyes de fauna en Zimbabue, por desconocerlas. Sin embargo, si en la investigación se encuentra que se ha violentado la ley, el Departamento de vida silvestre de Zimbabue debe enjuiciar a los perpetradores con todo el peso y extensión de la ley.
Sin embargo, algunas consideraciones deben hacerse en este momento sobre los beneficios para la conservación de un uso adecuado, legal y regulado de la vida silvestre y no tasar a todos los cazadores y manejadores de fauna, con ética y licencias, con la misma vara con la que se tasa a aquellos que entusiasta y voluntariamente rompen la ley, conocidos universalmente como FURTIVOS.
La conservación de la vida silvestre sin aprovechamiento, no es sustentable, es decir no es financieramente viable. La caza de trofeos es una importante ayuda financiera y operativa para la sana conservación de la vida silvestre en toda su amplitud, sin privilegiar a las especies sujetas a aprovechamiento. En el mismo orden de ideas, las personas que conviven y cuidan de la vida silvestre deben beneficiarse directamente de esta cercanía y su uso para ser alentados a protegerla.
Demasiado a menudo, el uso de la vida silvestre a través de la caza legal y organizada y el furtivismo ilegal y sin control se agrupan, por un malentendido, bajo el mismo paraguas de destrucción.
¡Nada más lejos de la verdad! Un director de banco no se agrupa junto con un ladrón de banco. De la misma forma, el manejo legal y con licencia y la caza furtiva ilegal están en extremos opuestos, el primero es legal el otro puro robo. Subrayando este punto: hay una diametral diferencia entre la caza legal por un lado (con licencia y manejo sustentable) y el furtivismo (sin control ni ética alguna) por el otro.
La mayor parte de las empresas de cacería establecen costosas medidas en contra del furtivismo, motivadas en el deseo de conservar e incrementar la vida silvestre, materia prima de su operación y que depende de poblaciones sanas.
Si por alguna razón, los montes fueran abandonados por los cazadores legales, éstos serían reemplazados de inmediato por furtivos. La prohibición de la cacería controlada, intentada por algunos estados, ha tenido resultados catastróficos en detrimento de la fauna silvestre. Cuando la gente local no se beneficia de la fauna silvestre tiene la tendencia a no cuidarla o peor aún, a destruirla.
Sí, somos cazadores legales y manejadores de vida silvestre, pero también somos acérrimos conservacionistas, en el verdadero sentido de la palabra. (Conservación significa el uso inteligente sustentable, no sólo la protección). Aborrecemos el uso ilegal de la fauna silvestre, pero ejercemos el aprovechamiento como parte de su cuidado y una herramienta de gestión.
Es tiempo de realismo en la conservación, sin sensiblerías que nublen la objetividad de la gestión. Es el momento para todos de trabajar juntos en beneficio de la fauna silvestre y los lugares donde habita que tanto amamos.

 
     
   
 
 
 
anteriorregresar a lista
 
 
 
 
  Copyright © 2010 SAFARI CLUB INTERNACIONAL CAPÍTULO MONTERREY A.C.© Monterrey, Nuevo León, México